miércoles, 9 de enero de 2013

Cuentos Egipcios del Ayer para Hoy.

El nombre secreto de Ra

El dios-Sol Ra tiene muchos nombres, pero solo uno es secreto y es el que le da gran parte de su poder. La diosa Isis empleará su inteligencia y su magia para descubrir ese nombre secreto.

Isis se preguntaba cómo podría obligar al dios del Sol a revelar su nombre más secreto. Decidió esperar a que se le presentara una buena ocasión, y se puso a vigilarle atentamente.

Cuando Ra se quedó dormido, Isis aprovechó para recoger la saliva del dios y la mezcló con un poco de tierra, con la que dio forma a una peligrosa serpiente con la intención de que mordiese al dios. 


El dios-Sol Ra

Isis colocó al animal en el camino por el que Ra iba a pasar, de modo que la serpiente le atacó. Ra lanzó un terrible grito de dolor y el veneno de la serpiente empezó a invadir su ser, sin poder combatirlo y sin saber de dónde provenía. Los demás dioses observaban apenados viendo como sufría.

Entonces, la diosa hechicera, Isis, se acercó diciéndole: "Dime tu nombre secreto y te curaré".


Isis con las alas extendidas ante las súplicas de Ra

Ra comenzó a decir varios de sus nombres: "Creador del cielo y de la Tierra, Arquitecto de las montañas, Controlador de las crecidas..." Pero no llegaba nunca a decir su nombre secreto.

Era tan fuerte su dolor por la mordedura que terminó accediendo con una condición: que Isis y su hijo Horus no lo revelasen a nadie.
Isis curó a Ra mediante una fórmula mágica y aplicándole un ungüento hecho con hierbas.


Y así es como la diosa Isis y Horus, consiguió ser tan poderosa como el dios-Sol Ra.


 

Chat gratis