miércoles, 10 de octubre de 2012


Cualquier poder que no se basa en la unión es débil y por tanto, acabará rompiéndose en pedazos.

Ya lo dijo Jesucristo:
"Una casa dividida no puede permanecer"
Chat gratis