viernes, 20 de abril de 2012

No seguir la mente 

Los conocimientos son prestados, date cuenta de esto. 
El mero darse cuenta se convierte en su abandono. No tienes que hacer nada, simplemente date cuenta de que todo lo que sabes lo has oído, no lo has sabido; lo has leído, no lo has comprendido; no es una revelación para ti, es un condicionamiento de la mente. Se te ha enseñado, no lo has aprendido. 

La Verdad se puede aprender, no se puede enseñar a quien no desea aprender. 

Aprender significa ser sensible a todo lo que te rodea, a todo lo que es, ser sensible a "Ello". 
Este es un buen aprendizaje, pero no es un conocimiento. 

No hay camino para encontrar la verdad, excepto encontrarla. 
No hay atajo. 
No puedes tomarla prestada, no puedes robarla, no puedes engañar para llegar a ella. Simplemente no hay forma mientras haya una mente dentro de ti. Porque la mente es vacilación, la mente es un temblor continuo; la mente nunca está inmóvil, es movimiento. La mente es como una brisa soplando continuamente y la llama sigue vacilando. Cuando no hay mente, la brisa se detiene y la llama queda inmóvil.

Cuando tu consciencia es una llama inmóvil, sabes la Verdad. 
Tienes que aprender a no seguir a la mente. 
Osho
Chat gratis