viernes, 20 de abril de 2012

Media naranja

La peor de nuestras creencias aprendidas y repetidas de padres a hijos es que se supone que vamos en búsqueda de nuestra otra mitad.

¿Por qué no intentar encontrar un otro entero en vez de conformarse con uno por la mitad? 

 El amor que proponemos se construye entre seres enteros encontrándose, no entre dos mitades que se necesitan para sentirse completos. 

Cuando necesito del otro para subsistir, la relación se hace dependencia. 
Y en dependencia no se puede elegir. 
Y sin elección no hay libertad. 
Y sin libertad no hay amor verdadero. 
Y sin amor verdadero podrá haber matrimonios, pero no habrá parejas. 
Jorge Bucay.
Chat gratis